19.12.07

CRÓNICAS DEL OCHOYMEDIO 39 – I’M A BIG IN JAPAN

Nena, nena, que se acaba el año y nos pilla maquilladas y con las bragas cagadas. Qué fatalidad. Y sí, soy consciente, además de omnisciente: hace falta un updating de estos lares con urgencia, pues no ha habido crónica de la Fiesta San Mateo, ni de la Fiesta Señora, ni de tantos otros acontecimientos que han tenido lugar últimamente…

Esto es un estrés total, pero a pesar de todo vamos a tratar de poner orden empezando precisamente en orden cronológicamente:

LA OPERACIÓN NIPPON YA ESTÁ EN MARCHA Y YA HAY FECHA PARA LA PARTIDA DE LA EXPEDICION: 25 de abril de 2008, ¿no es una fecha maravillosa?

Marisol Liu y Ataturk comunicaban esta misma semana la puesta en marcha del engranaje que llevará a una buena parte del club a conocer la tierra del Sol Naciente. Y la misión se antoja abultada, pues ya han manifestado su intención de no perderse tamaño viaje Miss Bijoux, la Seka, Le Petit Maistre, La Niña Probeta, Mariscal, Cleo Bowles, La GrecoTarzana y La Carrington, by the moment, pues sin duda algún otro se irá subiendo al carro.

El otro notición de la semana ha sido el cambio de trabajo del Mariscal, que seguirá dentro del sector audiovisual pero con un poco más de panojita en el bolsillo, lo que sin duda alegrará a Paul Smith, a Amaya Arzuaga, a Paul&Joe y a tantos otros estilistas patrios y extranjeros.

Y esta semana tan cargada de noticiones era precedida por la Cena de Navidad de Saint Matthew, celebrada el domingo por la noche, con un insuperable menú de inspiración germana y postre afrancesado, y que contó con los señores de la casa, Tweety, La Niña Probeta y Mariscal (avezados en los fogones como pocos), con el vecino del 4º, Marco Polo, siempre dispuesto a bajar los 3 tramos de escalera para estos asuntos mundanales, algún ex-San Mateo como Le Petit Maistre y La Seka, y algún que otro invitado por vía putativa como Bambolo y La Carrington. Por suerte la cena transcurrió por cauces civilizados y no se convirtió en el infierno etílico en que derivó en 2006, y sin embargo fue igualmente divertida y entrañable. Desgraciadamente, el cuarto inquilino de Saint Matthew Inn, The Enemy, no pudo disfrutar de la fraternal noche por hallarse incubando seres virológicos en las faldas de la Blanki.

Y el sábado anterior también era un día doblemente megaseñalado en todas las agendas, pues ni más ni menos que SuperFati Glamour, la neomamma más animada, moderna y fiestera de todas, y Super Tunafish, nuestro particular Hernán Cortés ya regresado de su aventura azteca, celebraron sus cumpleaños con un delicioso almuerzo, bien regado de vinos y cervezas, que congregó a unos y a otros en un frío pero soleado sábado con ya mucho sabor navideño. Y como no sólo de cervezas y vinos vive el hombre, tras la comida llegó la consabida sesión de pacharanes, licores y gin tonics, lo que a todas luces serviría de warm up para la noche del sábado y motivo de la segunda cruz en la agenda: el fastuoso concierto de Róisín Murphy. Además los pacharanes hicieron su efecto y sirvieron para convencer a los últimos rezagados sin entradas, Miss Bijoux, Ataturk y Agnelli, que raudos y veloces se personaron en la FNAC para adquirirlas y acompañar así a Mariscal, Kakatua, Victor DeRepente, Tunafish, La Dama de Elche, La Niña Probeta y La Carrington. Una vez en el recinto del concierto, a los talifanes de la Rosin se les unieron Aguirre Jr, WatchTV y Man in the Mirror. Aparte del concierto, que dejó speechless a todos y todas, la noche fue de lo mejorcito gracias a las dotes de anfitrión de Agnelli, que organizó en 5 minutos un pre-show y un after-show en su maravilloso duplex con vistas a La Almudena y a 2 minutos de la sala en cuestión. Eso sí que fue una auténtica non official party en la que sólo sonó Róisín, y se realizaron maridajes que ni el mismísimo Adriá, como el ya famoso chorizo au pop corn, bien regado de gintonic. Pues nada, que supertalifanérrimos que somos ahora todos de la irlandesa y superafavor de conciertos tan divertidos y tan animados de los que no hay que perderse nunca.

Seguimos hacia atrás y nos encontramos con un montón de ataviadas con sus mejores galas, con sus zorros, sus guantes, sus perlas, sus broches, sus estolas y hasta sus miriñaques. Sí, es el cumple de La Carrington, que se propuso acabar con la virginidad de gran parte del club organizando una kermesse lúdica denominada Las Señoras van al Bingo. ¿Qué es eso de estar rondando la cuarentena, ser señora e incluso socia fundadora y no haber pisado aún una sala de Bingo, con todas las que hay en esta ciudad? Esto no podía seguir así, por lo que el 1 de diciembre, con los bolsillos bien abultaditos con la nómina de noviembre, el club ocupó media sala de uno de las salas de juego más céntricas de la capital para dar rienda suelta a tan bajas pasiones como son el juego y el bebercio.

El Rubio Vikingo y La Seka fueron los afortunados que pudieron alzar su voz en el silencio reinante de la sala para desgañitarse con un BINGOOOOO!!! Con la consiguiente ovación del resto (y algo de envidia cochina también, para qué nos vamos a engañar).

Una semana antes las circunstancias en cambio eran otras muy distintas. Tras muchos meses de preparativos, de organización logística y de planificación minuciosa, llevada a cabo con observancia de la mayor discreción y secretismo, tenía lugar el gran acontecimiento de la temporada otoño y que volvía a ratificar el famoso dicho de 3 fiestas hay en el año que relucen más que el sol, Fiesta Playback, San Mateo y Terrazas de Arenal (no rima del todo pero casi casi).

Los 4 magníficos, Tweety, La Niña Probeta, Mariscal y The Enemy, con la incuestionable ayuda de Miss Bijoux como Directora Artística del evento, y la colaboración desinteresada de otros muchos, volvieron a dar un fiestón de los que hacen época y entran directamente a los anales de la historia de la juerga. Y como siempre, poniendo el listón muy alto desde el punto de vista ornamental y haciendo gala de una imbatible capacidad de organización de marcado carácter germánico.

Bajo el título de Cuéntame un Cuento (http://www.fiestasanmateo.blogspot.com/), y haciendo una labor de introspección en los cuentos de nuestra infancia, las estancias de Saint Matthew Inn se convirtieron en un onírico Wonderland a explorar por Alicia-Tweety, en la que también habitaban La Niña Probeta – Reina de Corazones, Mariscal – Mr Rabbit, The Enemy – El Sombrerero Loco y hasta el Gato de Cheshire.


En la fiesta no faltaron Cenicienta y su Príncipe, Maléfica y La Bella Durmiente, los hermanitos de Wendy con Peter Pan y Campanilla, el Flautista de Hammelin, Hansel sin Gretel pero en pleno proceso de engorde, la Alfombra Mágica sin Aladdin, James, el Melocotón Gigante y sus insectos moradores, Maléfica, Pinocchio y Gepetto, el Príncipe Azul que a medida que avanzó la noche se volvió verde y perdió aceite, otros príncipes de diversa índole, el Espejito Espejito, La Pequeña Cerillera, Blancanieves y un Enanito que valía por los 7, la Sirenita acechada por una Pulpa, la mitad de los Músicos de Bremen, Caperucita y el Lobo, el Sastre del Emperador, el Soldadito Valiente, un Eduardo Manos Tijeras llegado de Escocia, Bastian y la Historia Interminable, las Perdices que se comen en los finales felices, el Gato con Botas, Shrek, Rappunzel, los 3 Cerditos, Mary Poppins, Willy Bonka y la Chocolatina Premiada, la Bella y la Bestia, de nuevo la Bella y la Bestia encarnadas en la misma persona mediática, el Hombre de Hojalata y por supuesto Dorothy con sus zapatitos rojos y su vestidito con cuadritos de vichy azules.

Creatividad al poder, y también Menkes, Maty y Caramelos Paco, por qué no. Todo vale a la hora de epatar a los demás en semejante acontecimiento. Acontecimiento que vivió sus horas más divertidas a medida que el alcohol imposibilitaba cada vez más pronunciar la palabra Supercaifragilisticoespialidoso y provocaba un intercambio de pelucas, sombreros, capas, coronas y cualquier otro tipo de complemento, que convirtió la fiesta en una antología del disparate y el despropósito, con un final lleno de perdices y de caras felices. Y para muestra un botón llamado Aguirre Jr.

Y hasta aquí hemos llegado con el repaso a lo más in que nos ha deparado el otoño. En dos días está aquí el solsticio de invierno, cuya llegada celebraremos con el cumple de La Gauchita, con el apropiado tema Fiesta Complemento (tras el concierto de la Murphy), y la mítica Operación Polvorón con Kakatua, la visita a la Tarzana Bilbaína, la Nochevieja en las Terrazas de Arenal otro año más, la Mágica Noche de Reyes y tantas y tantas otras ocasiones para disfrutar y saborear la felicitá.

¿Última crónica de este año? Probablemente. Además, como bien sabéis La Colbyco cambia de ubicación y La Carrington tiene que preparar las cajas para la mudanza. Estrés total y despedidas por doquier.

Así que, a todos y todas, incluidos los Anónimos Psicóptas y Recalcitrantes, os deseo Feliz Navidad y Feliz 2008. Y lo hago como a mí me gusta, a lo grande y en algunos de los idiomas que domino (sólo en algunos):

FELICES FIESTAS

BOAS FESTAS

BONES FESTES

EGU BERRI ON

JOYEUX NOËL

HAPPY CHRISTMAS

FROHE WEIHNACHTEN

BUON NATALE

VESELÉ VÁNOCE

GUD JUL OCH GOTT NYTT AR

3 comentarios:

Mariscal dijo...

Hola querida Alexis! Gracias por este repaso de la pre-navidad. A todos los miembros del club más espectacular de la ciudad deseo desde aquí Felices Fiestas. Que me voy a Prusia y os veo como tarde tomando las uvas!
Fröhliche Weihnachten!!!!!!!!!!!

Ataturk dijo...

Felices Fiestas, querido Mariscal... Cuidadín con el Glüwein (o como diablos se escriba) que es una bomba... Nos vemos en la bañera de Philippe!!!!

Anónimo dijo...

Felices Fiestas y Feliz Año a todos los habitantes del Club!

Besos gordos

Honeychurch